Andalucía va en autobús

El transporte público es un sistema integral de uso generalizado capaz de dar solución a las necesidades de movilidad de la población.

En Andalucía, el sector de transporte de viajeros por carretera cuenta con 122 empresas concesionarias, que gestionan 1.260 rutas. Da empleo a 10.000 personas y cada año más de 80 millones de viajeros utilizan este modo de transporte, lo que da una idea de su importancia económica y social.

La necesidad de desplazarse entre distintos territorios adquiere cada vez más importancia. Las distancias son más cortas. La movilidad, la posibilidad de comunicarse y el efecto tiempo son cada vez más valorados en nuestro estilo de vida, en el que es algo habitual que los centros de trabajo, estudio o de ocio se encuentren alejados de nuestros lugares de residencia. 

En este sentido, el autobús juega un papel clave. Sus elevados índices de seguridad, sus altísimas frecuencias y su indudable comodidad, que permite desplazamientos alejados del estrés que genera el automóvil, hacen del autobús el modo de transporte esencial en la movilidad de los andaluces.

Frente a ello, el uso masivo e indiscriminado del vehículo privado colapsa nuestras ciudades, las contamina y las hace más ruidosas y agresivas. A los problemas de congestión, que demanda cada vez mayores espacios públicos para aparcamientos, hay que sumar los elevados costes de siniestralidad que generan los accidentes.

El uso del transporte público colectivo supone la alternativa más económica, la medioambientalmente más amigable, y la socialmente más rentable y solidaria, tanto en los desplazamientos que realizamos en nuestras ciudades como en el interior de nuestra Comunidad Autónoma.  

En Andalucía, al igual que el resto de España, el autobús es el modo de transporte más utilizado tanto e media como en larga distancia, (más de 80 millones de viajeros al año frente a los 28 del ferrocarril). En cuanto al transporte urbano, en Andalucía se mueven más de 250 millones de viajeros al año, y el transporte escolar acerca cada día a más de 90.000 niños andaluces a sus centros escolares. 

A la vista está que  presta un indudable servicio público, especialmente valioso para los colectivos de personas jóvenes y mayores. Y resulta fundamental para todas aquellas que residen en núcleos rurales en los que ni el tren ni el avión pueden llegar, facilitando el acceso de sus habitantes a servicios públicos esenciales, como la educación o la sanidad. 

Por todo ello el transporte en autobús debería apoyarse decididamente y convertirse en la gran apuesta social, económica y medioambiental que garantice la movilidad de los andaluces.

Desde Alsa, que opera en Andalucía las rutas de Alsina Graells, contribuimos a esta realidad innovando cada día en nuestros servicios, con el objetivo de ofrecer a nuestros clientes un transporte con los más altos niveles de calidad, seguridad y confort.

Descargue y consulte nuestros últimos números
CAMARA DE COMERCIO
CAJA RURAL