¿Por qué no abre sus puertas el hospital del PTS?

Desde mi perspectiva como médico y no solo como concejal del Ayuntamiento de Granada, quiero aprovechar esta tribuna para expresar algunas sensaciones sobre temas relacionados con la salud, que es un elemento importante de lo que se viene llamando “estado del bienestar”. Y uno de los actores básicos para conseguir tal situación la componen los Médicos y los trabajadores de la Sanidad en general. Pero permítaseme hablar de los Médicos Generales y de Familia.

Es  público y notorio que la vanguardia en la prevención y mantenimiento de la salud de la ciudadanía la forman los médicos generales y de familia. Pero me temo que hay un sentimiento, creo que generalizado, de que la prioridad sanitaria no es el potenciar esa vanguardia de salud, sino una Medicina mas tecnificada, y quizás más alejada del contacto directo con el paciente, pero que puede dar más titulares en los periódicos. Sinceramente, creo que eso es un error. Con estas líneas,  me gustaría poner de manifiesto que ha llegado el momento de que se le reconozca a este colectivo médico la labor impagable que están realizando.  Ya que no hay financiación para mejorar su trabajo, al menos que se les reconozca el servicio que prestan a los ciudadanos. Sería de justicia

Y desde esta vanguardia y a vueltas con el estado del bienestar, me gustaría lanzar una pregunta al aire: ¿Alguien se acuerda cuando se iniciaron las obras –no hablo del proyecto, para no remontarnos al siglo pasado- del tan publicitado Hospital Universitario del PTS de la Salud? Cualquiera que pase por la zona podría pensar que está allí desde siempre: forma parte del paisaje urbano del lugar. Pero: ¿por qué no empieza a dar servicio a los ciudadanos? ¿Por qué no abre ya sus puertas? ¿Nadie se ha parado a pensar que quizás, cuando se empiece a dotar de equipamiento y mobiliario, ya precise una rehabilitación por deterioro? 

No hace demasiado tiempo publicaban los medios de comunicación a bombo y platillo unas declaraciones de la Consejera que “garantizaba la apertura del hospital del PTS para 2012”. Ante estas declaraciones lo primero que se me ocurre es decir: ¡faltaría más! Y es que en el “estado del bienestar”, la salud es un bien esencial. Después de tantos años, deberían redoblarse los esfuerzos en la terminación de una obra que  mejoraría la calidad asistencial de los ciudadanos. Si el problema para su terminación es económico, dígase. Y si no es ése el problema ¿a qué viene el retraso? No se puede estar por la mañana hablando y lanzando mensajes en pro del “estado del bienestar”, y por la tarde actuando en sentido contrario.

A nadie se le escapa que su puesta en funcionamiento y su desarrollo serían uno de los principales elementos dinamizadores del PTS, y un argumento importante para sostener esa grandísima aspiración en la que todos estamos de acuerdo: la unión indisoluble entra las palabras Granada, Salud y Conocimiento. Con ello, no sólo seríamos una referencia (al menos nacional) en las Áreas de la Biosalud, sino que orientaríamos de un modo certero y ejemplar el crecimiento de nuestra ciudad. Creo que es un esfuerzo que vale la pena.

Descargue y consulte nuestros últimos números
CAMARA DE COMERCIO
CAJA RURAL