Alianza en el sector del aceite de oliva granadino

Cooperativas Agro-alimentarias de Granada y las principales cooperativas oleícolas de esta provincia han mantenido una reunión de trabajo en la que han presentado las líneas estratégicas de un nuevo proyecto integrador que pretende mejorar la competitividad del aceite de oliva granadino, a través de la unificación y consolidación de los procesos, atendiendo a las exigencias de dimensión empresarial que imperan en el mercado oleícola cada vez más globalizado. 

En la reunión de trabajo, celebrada en la sede de la cooperativa San Sebastián en  Benalúa de las Villas, participaron el director general de Cooperativas Agro-alimentarias de Granada, Gustavo Ródenas; el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Manuel García Cerezo; la alcaldesa de Benalúa de las Villas, Mª Angustias Cámara; junto a los presidentes y consejos rectores de las nueve cooperativas que impulsan el proyecto: San Francisco de Asís (Montefrío), presidida por Juan Rafael Granados; San Sebastián (Benalúa de las Villas), presidida por Antonio Rafael Serrano; San Isidro (Loja), presidida por José Velasco y Agropecuaria Granadina SCA 2º(Granada), presidida por Leonardo Núnez, en la que se integran las cooperativas Santa Isabel (Campotéjar), Nuestra Señora de la Cabeza (Cúllar), Almazara Montillana y San Ildefonso (Peligros). 

La Federación provincial ha sido promotora de este nuevo proyecto, integrador y flexible, que nace impulsado por las cooperativas líderes en el sector oleícola de provincia para sumar fuerzas y aprovechar el potencial empresarial, con la finalidad de crear una estrategia de comercialización conjunta que permita abordar con éxito nuevos mercados internacionales, ganar competitividad y conseguir nuevas oportunidades de negocio, velando siempre por la rentabilidad de los productores. 

Estas cooperativas de aceite de oliva están a un nivel muy avanzado  en cuanto a producción, obteniendo a día de hoy productos de máxima calidad mediante procedimientos respetuosos con el medio ambiente. Su alianza permitirá alcanzar los mínimos exigidos por las distintas normativas, nacionales y autonómicas para obtener la calificación de Entidad Asociativa Prioritaria (EAP). 

Granada es la tercera provincia productora de aceite de oliva, tras Jaén y Córdoba. El aceite de oliva se comercializa mayoritariamente a través de 52 cooperativas que unen a más de 30.000 agricultores. Por parte de Cooperativas Agro-alimentarias de Granada, el director general, Gustavo Ródenas, subrayó que “este encuentro de trabajo une la fuerza de la Federación provincial y las cooperativas, con el apoyo de la Delegación territorial de Agricultura, representando el embrión de una iniciativa ilusionante nacida de la confianza y visión de futuro de grandes productoras de aceite de oliva de Granada para abrir puertas en los mercados y conseguir la mayor rentabilidad para uno de los productos estrella de la provincia”. Además de las oleícolas, la federación Cooperativas Agro-alimentarias de Granada cuenta con 92 cooperativas agroalimentarias asociadas en la provincia, las cuales representan a 35.000 socios productores y generan más de 6.000 empleos directos y 45.000 empleos indirectos. La facturación de estas empresas cooperativas asciende a 547 millones de euros.

Por su parte, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Manuel García Cerezo felicitó “la capacidad de las cooperativas oleícolas integrantes para ser más fuertes, sumando esfuerzos y voluntades”. Resaltó el apoyo de la Consejería de Agricultura al sector cooperativo, poniendo a su disposición las herramientas que refuerzan la competitividad empresarial, como es el caso la Entidad Asociativa Prioritaria. “Si somos capaces de ofrecer calidad y trazabilidad, seremos capaces de conseguir la mayor rentabilidad para una producción estratégica para la provincia de Granada como es el aceite de oliva”, concluyó.  

En sus intervenciones, los presidentes de las cooperativas impulsoras del proyecto trasladaron su confianza en la iniciativa, que a partir de ahora continuará su desarrollo empresarial. El representante del sector del aceite de oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de Granada y presidente de San Francisco de Asís, Juan Rafael Granados, trasladó su confianza en el futuro de nuevo proyecto, abierto a la incorporación de nuevas empresas. “Tenemos un sector oleícola con capacidad para producir con las máximas garantías de calidad, seguridad alimentaria y respetuoso con el medio ambiente pero debemos avanzar y mejorar nuestras estructuras de comercialización para llegar más lejos y ello se consigue a través de la unión cooperativa”, explicó Granados.  

El presidente de la cooperativa San Sebastián, Antonio Rafael Serrano, valoró la conveniencia de crear este proyecto oleícola en la provincia de Granada, “aprovechando las sinergias para mejorar la comercialización del aceite de oliva desde una visión conjunta y participativa”.   

Por su parte, el presidente de la cooperativa San Isidro de Loja, José Velasco, mostró su confianza y valoró las buenas expectativas de futuro que representa el proyecto para ser más competitivos en los mercados. El presidente de la cooperativa Nuestra Señora de los Remedios de Iznalloz, Francisco Ramos, señaló que “este proyecto de futuro abre el camino para que seamos más fuertes, desde una unión que es muy necesaria para el sector”. A juicio del presidente de Agropecuaria Granadina, Leonardo Núñez, “el mercado actual, muy competitivo y cambiante, hace necesaria la creación de un grupo que mejore la comercialización del aceite de oliva”. 

La alcaldesa de Benalúa de las Villas, Mª Angustias Cámara, felicitó la capacidad de unión de las cooperativas en beneficio de sus agricultores, trasladando sus deseos de éxito empresarial.

Descargue y consulte nuestros últimos números
CAMARA DE COMERCIO
CAJA RURAL