Best Drupal HostingBest Joomla HostingBest Wordpress Hosting

Granada los necesita

Los datos no dejan lugar a la duda. En Granada tenemos un grave problema con el empleo juvenil. Es cierto que no lo tenemos únicamente nosotros; también lo tiene el resto de España y, sobre todo, nuestras provincias vecinas en Andalucía. Pero eso no debe consolarnos.

El paro registrado del mes de agosto de 2017 indica que en Granada hay más de 17.300 jóvenes de menos de 30 años que no tienen empleo. Se trata del 20% del total del paro con el que se cerró este verano.

Dicho de otra manera: uno de cada cinco desempleados granadinos es joven.

¿Cómo puede una sociedad progresar, alcanzar un mínimo de desarrollo, en esas condiciones? 

La pregunta es pertinente porque son obvias las implicaciones que dicho nivel de desempleo —algunas fuentes apuntan a que más del 50% de nuestros jóvenes están en paro— tiene: chicos y chicas que no pueden iniciar proyectos personales propios, adquirir o alquilar viviendas, que tienen que trasladarse a otros lugares en busca de los empleos que no encuentran aquí, pérdida de talento, de dinamismo, etc...       

Pero aún más pertinente que esa pregunta es otra: ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros por corregir esa situación?

Cerca de 200 empresas granadinas han respondido a esa pregunta uniéndose al Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) de la Cámara de Comercio de Granada que desarrollamos junto a Cámara España y con la cofinanciación del Fondo Social Europeo. Se trata de empresas “Comprometidas con el empleo juvenil” que no han dudado a abrir sus brazos y sus puertas a chavales que tienen la máxima ilusión por trabajar, por aprender y por aportar sus conocimientos a proyectos empresariales locales.

Algunas de esas empresas han participado en las Ferias de Empleo y Movilidad europea 2017 que hemos celebrado en la Cámara en septiembre y en la que congregamos a 400 chicos y chicas y a medio centenar de empresas que ofertaron casi 100 puestos de trabajo y prácticas laborales en España, Reino Unido, Italia y Alemania.

En dichas ferias hemos unido, pues, a los dos actores fundamentales en el empleo juvenil. Pero como en el resto del PICE, la Cámara de Comercio de Granada no olvidado a un tercer actor que nos parece esencial: la formación. Formación genérica para la empleabilidad pero también formación específica para cada puesto de trabajo.

Desde la Cámara creemos que sean universitarios —y por tanto, habiendo obtenido una cualificación técnica y teórica adecuada— o no, muchos de nuestros jóvenes carecen hoy de actitudes y competencias que son básicas para la obtención del primer empleo y, en la mayoría de las ocasiones, la preparación precisa, concreta, que están reclamando las empresas.

Y esa es precisamente la aportación de la Cámara de Comercio, la respuesta a la pregunta que planteaba: unir a jóvenes con empleadores y hacer todo lo posible para que los primeros adquieran los perfiles que necesitan los segundos.

En sólo año y medio, la Cámara ha formado con el PICE a casi 1.200 chavales y alrededor de 130 ya han encontrado empleo. Para ello, la Cámara incentiva a las empresas con casi 5.000 euros por cada contrato de 6 meses que realice. Y ayuda, con becas de hasta 2.500 euros, a los jóvenes que aceptan iniciar una aventura profesional en Europa.

Por eso creemos que los datos del PICE van a mejorar en los próximos meses. Tienen que mejorar. Y para ello contamos con que más empresas granadinas se sumen a este empeño.

Porque como les dijo nuestro presidente, Gerardo Cuerva, a los chavales que participaron en las Ferias de Empleo Juvenil: “Granada os necesita”.

Descargue y consulte nuestros últimos números
CAMARA DE COMERCIO
CAJA RURAL