Violencia de género, ¿cómo es posible?

Se aproxima el 25 de Noviembre, reconocido como Día Internacional Contra la Violencia de Género a raíz de una resolución en 1999 de las Naciones Unidas que instaba a los gobiernos y organismos nacionales e internacionales a luchar activamente contra una situación de desigualdad y violencia existentes.

Sentir la proximidad de este día me hace reflexionar, ¿cómo es posible que siga pasando?

Avanzamos en tecnología, presumimos de libertades antes no reconocidas, pero algo no hacemos bien. A fecha de agosto de 2017 en España han sido oficialmente reconocidas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad 36 víctimas mortales por violencia de género, de las cuales tan solo 7 habían denunciado previamente… Seis víctimas más que en el mismo periodo de 2.016.

Insisto, algo no estamos haciendo bien. 

Podemos hablar de leyes, de justicia, de política, pero quisiera centrarme en dar un grito pidiendo concienciación a la sociedad. Hablamos de una autentica lacra social que nos atañe a todos, debemos educar desde el respeto y la igualdad, nadie es más que nadie, nadie tiene derechos sobre otra persona, la vida es de cada uno y es por ello que la ha de vivir recibiendo el respeto de todos. Debemos seguir trabajando y aunando fuerzas para combatir y acabar con el terrible fenómeno de la violencia.

La plantilla de nuestra empresa, de 2.000 trabajadores, cuenta con una proporción de mano de obra femenina del 95%, por lo que hemos desarrollado una sensibilidad especial hacia esta lacra social, porque seamos realistas, proporcionalmente hablando la mujer es la victima mayoritaria de este execrable crimen.

Con el respaldo de nuestras empleadas, y en atención a cualquier mujer que en algún momento sufra violencia de género, decidimos en Castor en el año 2011 realizar una actividad, lanzándonos en ese día señalado a las calles de Granada realizando diversos actos para, de algún modo, demostrar a las personas que la sufren que tienen nuestro apoyo y no se sientan solas, a las personas que propician esta violencia que comprendan que el amor y el cariño se expresan con un abrazo, con respeto, y para las personas que conocen casos de violencia recordarles la importancia de no callarse.

Por tanto, cada persona tiene un compromiso en la lucha contra la violencia. Porque la violencia es cosa de todas y cada una de las personas que conformamos esta sociedad, por esto, aprovecho para invitar a la sociedad granadina a acompañarnos el próximo 25 de noviembre. Tan sólo asumiendo una responsabilidad compartida podremos hacer desaparecer una de las mayores lacras que, en mi opinión, sufre nuestra sociedad: la violencia de género. 

En Castor no nos callamos, seguiremos saliendo a la calle cada 25 de Noviembre para lanzar ese grito en contra de la violencia de género, con el deseo de que en el futuro no haya ningún motivo para conmemorar el día 25 de noviembre como Día Internacional contra la Violencia de Género.

Descargue y consulte nuestros últimos números
CAMARA DE COMERCIO
CAJA RURAL