“El objetivo es que el PTS aporte al final más del 3% al PIB provincial”

 

 

 

¿En la actualidad, cómo se encuentra el proyecto de la ampliación del PTS?

La ampliación del PTS es en este momento el reto más importante que tenemos planteado. Estamos haciendo esta entrevista en un lugar que a día de hoy parece Sarajevo, -risas- por la cantidad de obras en marcha, pero no es menos cierto que está prácticamente agotado, por ese motivo la ampliación es de total urgencia. Creo que se ha conseguido una cosa muy positiva que es dejar al margen de la discrepancia política el tema de la ampliación. Hay que recordar que se aprobó por unanimidad que la ampliación se hiciera por el sur, en los dos márgenes de la autovía, en los municipios de La Zubia, Armilla, Ogíjares y Granada. En estos momentos estamos centrados en Ogíjares porque es el municipio que tiene el suelo con la clasificación de urbanizable industrial 'ampliación Parque Tecnológico' tanto en su Plan General de Ordenación Urbana de la localidad como en el POTAUG. Ahora mismo estamos redactando un anteproyecto de plan parcial que espero que esté para Semana Santa. Esta primera fase estará terminada en 3 años, momento en el cual pensamos que el nuevo suelo debe estar urbanizado y listo para acoger las primeras localizaciones de actividades. La ampliación es de 349.000 metros cuadrados. En este momento tiene 626.000, es decir que se va a aumentar en torno al 50% de la superficie actual.

Jesús Quero MolinaJesús Quero Molina

¿Cuántas empresas e instituciones se han instalado ya en el PTS? ¿Hay nuevas solicitudes?

En el PTS ahora mismo hay alrededor de 70 empresas e instituciones. Este es un proyecto que se basa en cuatro pilares: docente, investigador, asistencial y empresarial. Es decir, que puede haber empresas e instituciones de todas esos sectores. Si son alrededor de 70 y en números redondos emplean a 1.200 personas, tenemos que concluir que son empresas pequeñas. Yo siempre que se me pregunta sobre las empresas que van a venir al parque, enlazando con la segunda cuestión, respondo que comprendo que lo noticiable son los grandes nombres, Telefónica I+d, Laboratorios Rovi, MSD, etc. Eso es importante, pero para mí es más importante que aquí creemos las condiciones objetivas para que un investigador entienda que su proyecto es muy interesante desde un punto de vista académico sino que puede ser atractivo comercialmente y rentable en el mercado. Los grandes nombres igual que vienen se pueden ir. Siempre pongo como ejemplo lo que ocurrió en Málaga con Nokia que al poco tiempo se fue y no pasó nada porque muchos ingenieros que trabajaban para esa casa siguieron haciéndolo para nuevas empresas en el mismo sector de telefonía. Para mí es generar empresas pequeñitas pero con gran recorrido, como tenemos varias.

¿Es eficaz el vivero de empresas a la hora de consolidar y atraer proyectos?

Afortunadamente la mortalidad de las empresas que están en espacios de este tipo es muy grande, en torno al 30%, aquí no llega al 10%. Hombre, también estamos arrancando. El PTS interviene creando las condiciones económicas adecuadas para que surja empresas. España es la novena potencia de producción científica del mundo, pero no somos la novena potencia económica. No hay una traslación entre el mundo de la investigación y el de la empresa y esto no ocurre por muchas cuestiones, algunas de índole cultural como lo que ocurría con los investigadores universitarios relacionados con la empresa que eran vistos por sus colegas como 'peseteros' y no como 'científicos puros'. Esto en EEUU no pasa porque allí se entiende todo lo contrario y el investigador siempre piensa en clave empresa. Además de estos obstáculos culturales, tenemos los administrativos. En este sentido nos encontramos con que cuando un profesor quiere dar el salto al mercado, la administración lo incompatibiliza, le quita la dedicación exclusiva, lo deja con 400 euros al mes y le dice 'venga, lánzate a emprender'. El PTS debe asesorar al emprendedor, informarle sobre las subvenciones existentes a todos los niveles, facilitarle un estudio de mercado y que se le tutele de alguna manera durante los 3 o 4 primeros años.

Sabemos que ya están en marcha los primeros edificios del PTS como son la obra de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, recientemente adjudicada. ¿Qué más?

El PTS, por hacer un breve balance, tiene 6 edificios en funcionamiento y 6 más en construcción. En funcionamiento están: Instituto López Neyra, BIC Granada, Cmat, Rovi, Servilens y el Centro de Investigación Biomédica de la Universidad. De los que están en construcción , hay dos próximos a su apertura: el Centro de Desarrollo Farmacéutico y el Instituto de Medicina Legal. En cuanto a inversión comprometida, (inversión ejecutada o contratada) estamos ya en más de 400 millones de euros. En el horizonte de 2012 esperamos que se rocen los 600 millones, donde no incluyo la reciente adjudicación provisional que hizo la Universidad de Granada para las obras de la Facultad de Ciencias de la Salud. Es sin duda la mayor inversión llevada a cabo en la provincia y en tan relativo poco espacio. El objetivo es que eso se traduzca en creación de empleo. A día de hoy, de los 1.200 puestos de trabajo de los que antes hablábamos la mitad son de creación neta, gente que hace poco no tenía empleo. El objetivo es que esos puestos de trabajo de creación neta lleguen a 1.800 o 2.000 cuando se alcancen los 600 millones de inversión. Estos empleos tienen la ventaja añadida de ser más estables por ser cualificados de nivel medio alto y estar, por tanto, menos sujetos a las oscilaciones de la economía.

¿Cuál es el estado actual de las obras del hospital y para cuando está prevista su apertura?

El PTS es como un puzzle y en un puzzle tan importante es la pieza grande como la pequeña. El hospital es importante, es la pieza más grande, la que mayor inversión genera, la que dio lugar a todo esto, pero no es más importante que el Banco de Células Madre que apenas ocupa 500 metros cuadrados. A fin de cuentas, hospitales hay en todos lados pero bancos de células madre no. Para mí, por tano, todas las piezas son igual de importantes, unas por su tamaño, otras por su singularidad, otras por el valor añadido. El hospital tiene el valor de la locomotora. Le queda en torno al 5% de obra por ejecutar y estará ultimado el primer trimestre de 2010, luego tendrá que se equipado y atender al traslado del actual hospital San Cecilio. Desde el Servicio Andaluz de Salud la idea es que esté abierto para finales de 2011 o principios de 2012. La obra civil importa 140 millones de euros. El Hospital será el edificio más grande construido por la Junta de Andalucía.

¿Cuáles son las principales tecnologías que se desarrollarán en el PTS?

El PTS es un parque tecnológicos fruto de un esfuerzo colectivo, de una apuesta muy fuerte de la Universidad, de una gran apuesta económica de la Junta, del consenso político... es fruto de mucha gente. Si me tengo que apuntar algún éxito ese es el de apostar por la especialización sectorial. Cuando yo me hago cargo de este proyecto, reflexiono -hablamos del año 2003-, y recuerdo comentarle a David Aguilar, rector por aquel entonces de la Universidad de Granada, que replicar un proyecto tecnológico como el de Málaga, con 15 años de retraso y a 120 kilómetros de distancia es salir cuando otros ya han llegado a la meta. Recuerdo haber recibido muchas críticas por mi postura por mi apuesta por una especialización sectorial. Algunos pensaban que de esa forma me ataba yo mismo las manos, que era autorestrictivo, pero hoy creo que el tiempo me ha dado la razón. Pero es una especialización con minúsculas. Estamos especializados en 'ciencias de la vida', donde casi entra todo. Con el tiempo hemos ido atornillando esa especialización para terminar acogiendo a empresas y proyectos del sector farmacéutico, de la alimentación y nutrición; empresas de productos y servicios sanitarios y de biotecnología. Básicamente esos son los 4 sectores.

¿De qué manera está contribuyendo el PTS a la economía de Granada?

Para contestar a esa pregunta estamos esperando un informe de Eseca. Le puedo ofrecer algún dato. Durante los 8 años que van desde el 2005 al 2012 el PTS va a suponer, sólo en su construcción, el 0,4% del empleo provincial. Este dato avala o indica lo que el parque quiere representar en el futuro: el 3 o 3,5% del PIB provincial. Teniendo en cuenta que no todo será de generación neta, porque el hospital es un traslado. Los granadinos debemos creer en nuestras posibilidades y dejar de lamentarnos. Tenemos una universidad con 60.000 alumnos y más de 3.500 profesores. Eso es impensable en una ciudad de un cuarto de millón de habitantes. Eso es como tener un yacimiento de un gran mineral y que nadie quiera verlo. Lo ideal sería transferir parte de ese potencial a la realidad económica y social. Eso es lo que modestamente intenta hacer un parque tecnológico, aunque sólo no puede.

Descargue y consulte nuestros últimos números
CAMARA DE COMERCIO
CAJA RURAL