Mejor inicio de año en Bolsa desde 2011

El ejercicio bursátil 2019 ha comenzado con fuertes subidas, tal y como anticipábamos en nuestro comentario anterior, tras alcanzar zonas de soporte importantes. El Ibex 35 ha obtenido una rentabilidad superior al +6% en enero, el mejor inicio de año desde 2011, y uno de los mejores meses de los últimos tiempos. En el caso del S&P 500 norteamericano, casi un +8% de rentabilidad, el mejor mes de enero desde 1987, es decir, en más de treinta años. En un solo mes, la rentabilidad deseada por muchos inversores patrimonialistas para todo el ejercicio. Tras el excesivo castigo, quizás injustificado, en el último trimestre de 2018, los mercados reaccionaron con un cambio de sentimiento mucho más positivo en enero, aprovechando un mensaje más tranquilizador y suave por parte de los Bancos Centrales respecto a la política monetaria y posibles subidas de tipos durante el presente ejercicio, permitiendo a los inversores aprovechar niveles de valoraciones muy atractivas para tomar posiciones en renta variable. La ausencia de noticias negativas, la mejora en las perspectivas de algunos asuntos complejos a nivel internacional como el “Brexit” o la “guerra comercial” existente entre Estados Unidos y China, datos macro robustos, alejando los fantasmas de una posible recesión global, y fundamentales de valoraciones atractivas para muchas compañías cotizadas, han facilitado la subida de las Bolsas a nivel global. Como ya comentamos en anteriores ocasiones, en caso de tener noticias positivas sobre alguno de éstos asuntos geopolíticos de carácter internacional, el impacto podría ser muy favorable en las Bolsas para los próximos meses, al irse despejando las incertidumbres, dado que el ciclo económico global se mantiene sólido, y con expectativas de beneficios empresariales al alza. Bajo ésta hipótesis, mantenemos la idea que las caídas en renta variable son oportunidades de compra, lo que podría apoyar una mayor entrada de inversores en el mercado. El BCE, por su parte, sigue con un mensaje muy prudente, vigilando si se mantienen las expectativas de inflación en el entorno del 2%, y por otra parte, los tipos de interés se mantendrán en los niveles actuales, al menos, hasta septiembre de 2019. Actualmente, es aconsejable disponer de una reserva de liquidez para aprovechar la mayor volatilidad y ciertas turbulencias existentes en los mercados bursátiles, que permita reaccionar con agilidad a los distintos movimientos de los mercados. Desde Renta 4 Banco, somos positivos para el ejercicio  bursátil 2019, dado que el ciclo económico global se mantiene sólido y los beneficios empresariales siguen siendo positivos, más aún si cabe en un escenario de “tipos de interés 0% en la Eurozona”, que perjudica principalmente a los ahorradores más conservadores. Desde un punto de vista técnico, seguimos manejando un escenario con rangos iniciales de 8.600 a 9.600 puntos para el Ibex 35, con especial atención a la superación del nivel 9.250 puntos, de 3.000 a 3.370 puntos para el Eurostoxx 50, y de 2.500 a 2.900 puntos para el S&P 500.

Carlos Bocanegra Baquero.

Director Renta 4 Granada.

www.Renta4.com

Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *