Se confirma la dimisión de Elisa Fernández Vivancos
Tal y como adelantó Granada Económica. Publicamos por su interés íntegramente el comunicado de prensa emitido por Ciudadanos

Elisa Fernández-Vivancos ha trasladado a la dirección regional de Ciudadanos en Andalucía la renuncia a su nombramiento como Delegada de Turismo, Justicia, Regeneración y Administración Local de la Junta de Andalucía en Granada tras algunas informaciones erróneas apreciadas en medios de comunicación sobre su actividad profesional y entendiendo que pueden intentar dañar a la formación en su labor encomiable para la regeneración de la vida pública.

Fernández-Vivancos ha explicado en su carta de renuncia  que, por responsabilidad, profesionalidad y sentido ético, ha decidido no aceptar su nombramiento y ha garantizado su ‘apoyo sin fisuras’ a la formación colaborando con su profesionalidad y competencia en todo lo que sea posible.

Fernández-Vivancos ha explicado las numerosas inexactitudes que continen las diferentes noticias publicadas. En primer término, desde su responsabilidad como Letrada Jefe del Servicio Jurídico Provincial de Granada ha aclarado que no tuvo intervención alguna en el proceso judicial que derivó la indemnización al empresario Tomás Olivo, sino que la dirección técnica y letrada correspondió en todo momento al letrado Antonio Luis Fernández Mallol, que cometió la irregularidad jurídica de no asistencia a la vista señalada y que ocultó que fue llamado por el Juzgado ante su incomparecencia.

En segundo término, bastante tiempo después, Fernández-Vivancos fue cesada en la Jefatura sin que le indicara causa alguna salvo la tan aludida ‘pérdida de confianza’, tras lo que se nombró al citado Letrado Jefe de los Servicios Jurídicos al haber logrado él la confianza de la Dirección General.

En el tercer término, la situación profesional actual de Fernández-Vivancos es la  de abogada del Ilustre Colegio de Abogados de Granada en régimen de autónomo, por lo que en su actividad profesional y aparte de sus clientes privados, colabora con otros compañeros y puntualmente y sin pertenecer a ellos con otros despachos, entre los que se encuentran el Despacho Ramón y Cajal. ‘Ni entonces ni ahora he llevado ningún tema ó asunto del empresario Tomás Olivo’, remarca.

Así y ante la gravedad de algunas de las informaciones vertidas sobre dichos extremos por algunos medios, Fernández-Vivancos ha aseverado que se reserva las acciones legales oportunas en la jurisdicción que corresponda

Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *