El Ayuntamiento de Granada saquea a los granadinos cobrando el impuesto de bienes inmuebles con un subida del 47,10%
Nota de prensa remitida por ACP Granada

El lunes se puso al cobro el llamado Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) del Ayuntamiento de Granada, el mismo, ha registrado un lamentable récord al incrementarse un 47,14 %. Según fuentes municipales la subida solo afectaría a las grandes empresas. Sin embargo, los afectados por esta desproporcionada subida no responden en absoluto al perfil de gran empresa, afectando a más de 2.000 propietarios particulares de plazas de aparcamientos, algunos de ellos en barrios como el Zaidín y la zona norte.

Todos los aparcamientos de Granada capital afrontan estos días un pago injusto, desproporcionado y que lamentablemente dejará a varias concesiones administrativas en desequilibrio económico, ya que el incremento del recibo del IBI, el mayor de España, no se adecua a las posibilidades económicas de los aparcamientos. Igualmente, se ven afectados varios cientos de inmuebles propiedad de particulares y pymes que generan empleo, que son tractoras de la economía de nuestra ciudad y sobre las cuales ha recaído el capricho de tan desorbitada subida. Así, los hoteles, comercios y oficinas de Granada son a partir de hoy un 47,14 % menos competitivos y a pesar del auge turístico de Granada, a pesar del empleo y la economía generada, se les castiga usurpando buena parte de sus márgenes comerciales.

El Ayuntamiento de Granada ha sido injusto al cargar la subida en unos “pocos” (2.500) vecinos de Granada, haciendo caso omiso a las empresas, a las asociaciones y a los particulares que alegamos la Ordenanza ante el atropello que representa.

Ante el grave perjuicio económico que supone este incremento, Acp Granada se ha reunido en dos ocasiones con el Sr. Oliver (Concejal de Economía en funciones), sin que haya puesto en marcha ninguna de las acciones acordadas. Viéndonos en la obligación de solicitar públicamente la inminente reversión a la situación impositiva de 2018.

Acp Granada está absolutamente en desacuerdo con la discriminatoria y abusiva decisión de incrementar un 47% el recibo de IBI, incremento que es fruto de la incapacidad para generar recursos y gestionar los gastos del municipio.

Así, la caótica situación de las arcas municipales pretende ser “arreglada” a costa del contribuyente con una presión fiscal muy elevada y recursos limitados, mientras el Ayuntamiento no es capaz de reducir un solo gasto, o generar ingresos suficientes como para no meter continuamente la mano en el bolsillo del contribuyente.

No es aceptable que se puedan bloquear proyectos en Granada por la falta de medios municipales; proyectos que redundan de forma directa en la creación de puestos de trabajo en Granada y que generan ingresos directos para el ayuntamiento, mediante el cobro de licencias, tasas e impuestos. Ingresos de los que está tan necesitado nuestro Ayuntamiento y que suple por la vía impositiva.

Situaciones como estas son las que mantienen a Granada como una capital de provincia de segundo nivel, cada vez más alejada de capitales punteras de España en crecimiento, fomentando actuaciones que desincentivan la inversión en nuestra ciudad.

Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *