Las farmacias garantizan la verificación de medicamentos que exige la UE
Los boticarios granadinos celebran su 120 años de existencia colegial y distinguen con sus medallas de oro al Colegio de Veterinarios y a Higinio Almagro

Los farmacéuticos granadinos, como los del resto del país, han han dado buena muestra de su capacidad para adaptarse a las nuevas demandas de los pacientes y también para adecuar su ejercicio profesional a los cambios legislativos que tanto a nivel nacional como europeo se les exigen. Buena prueba de ello es que desde que entrara en vigor el Sistema de Verificación de Medicamentos, establecido por una directiva europea que se puso en marcha el pasado ocho de febrero del presente año y que tiene como objetivo primordial evitar que medicamentos falsificados puedan llegar a los ciudadanos, todas las oficinas de farmacia han asumido esta obligación y adaptado sus estructuras a las nuevas exigencias. “Desde esa fecha, queda plenamente garantizado que el medicamento dispensado es auténtico, que no se trata de de un medicamento caducado, robado, retirado o ya dispensado con anterioridad. ¿Puede haber mayor garantía para los pacientes?”, manifestó Manuel Fuentes, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada (COFG) durante los actos conmemorativos del 120 aniversario de su fundación y de entrega de las medallas de oro y otras distinciones a personas y colectivos relacionados con la actividad farmacéutica y correspondientes al presente ejercicio de 2019. Como es tradicional, el encuentro tuvo lugar en la sede colegial y se llevó a cabo con motivo de la festividad de la Inmaculada Concepción, patrona de los farmacéuticos.

Fuentes abundó en el asunto anterior al preguntarse durante su discurso lo que hubiese pasado con la alerta del principio activo de omeprazol pediátrico, que fue noticia durante el pasado mes de agosto, de no haber contado la sociedad con una infraestructura sanitaria como la de los boticarios. “La perfecta trazabilidad de las fórmulas magistrales elaboradas por las oficinas de farmacia a las que se les había suministrado este principio activo, permitió su localización y retirada inmediata, pero además también ayudó a delimitar responsabilidades. ¿Tendría el paciente esta garantía de no haber adquirido el medicamento en el canal de farmacia?”, se preguntó Fuentes en este punto de su intervención.

Todo lo expuesto anteriormente lo utilizó el presidente del COFG dejar claro ante sus compañeros de profesión que la formación, preparación y capacidad resolutiva que tienen hoy en día los boticarios de toda la provincia, les permiten dar respuesta a las cuestiones anteriores y a otras no menos relevantes. Como la de desabastecimiento de medicamentos que se ha producido también en algunos momentos del año que está a punto de terminar. Todo ello “nos alienta a continuar en este camino y a mantener el nivel de satisfacción que, de manera expresa, manifiestan los usuarios de nuestro servicio y que permiten confiar que la respuesta a las cuestiones anteriores es positiva”, señaló Fuentes a continuación.

Retos

Pese a todo lo anterior, Fuentes no quiso ser excesivamente complaciente y emplazó a los boticarios reunidos en la sede colegial a que sigan renovándose en todos los órdenes, con un objetivo claro y conciso como es el de seguir aportando sus conocimientos y experiencia al servicio de los ciudadanos. Reclamó un mayor grado de unidad entre los profesionales, crear “vínculos más fuertes” en el colectivo, porque “solo unidos podemos avanzar hacia el futuro que queremos, sin temor a que nadie nos usurpe un espacio que es propio”.

Acto seguido, el presidente del COFG lanzó un mensaje que ya  es conocido de años anteriores y que no es otro que el de impulso a la farmacia asistencial, que “tanto necesita la sociedad”. Un modelo éste que, a su juicio, debe continuar en crecimiento siguiendo la línea marcada por el crédito laboral y la fiabilidad de la labor del boticario. “Este debe de ser nuestro proyecto, que nos llenará de nuevas perspectivas profesionales, de manera que, ampliando los servicios hasta ahora conocidos en la farmacia tradicional, podamos dotarla de una mayor y mejor oferta asistencial que siga distinguiéndola como pilar fundamental del sistema sanitario”.

Bidafarma

Juan Domingo Conde, consejero de Bidafarma, una gran alianza de distribución farmacéutica -que un año más sustituía a Antonio Mingorance, presidente de la misma y que no pudo asistir al acto institucional-, representó a Hefagra, la entidad que junto al COFG celebraba la conmemoración y entrega de distinciones desde hace cuatro largas décadas. Conde, en su intervención ante los asistentes, centró sus primeras palabras en resaltar el acto al que acudía para hablar de amistad y compromiso. También de la importante responsabilidad que tiene contraído todo el sector farmacéutico con el ciudadano, “principio y fin de nuestra labor”. En este sentido, señaló que tal responsabilidad “nos obliga a a estar alerta para dar una respuesta adecuada de servicio. Nos debemos a la sociedad como profesionales sanitarios que somos”.

En otro momento de su intervención, Conde elogió una profesión -todo un sector como es el farmacéutico- que genera esperanza y salud. Defendió la sanidad pública y subrayó el “pacto no escrito” entre la farmacia y el sistema de salud, en el que Andalucía tiene un protagonismo propio, es una referencia imprescindible. Así, mencionó como buen ejemplo de lo anterior la exitosa implantación de la receta electrónica, pero no olvidó criticar la subasta de medicamentos a la que calificó de “injusta”.

Sobre los nuevos retos que el sector ha de asumir, y de hecho ya lo hace en estos momentos, el representante de Bidafarma aludió a la irrupción de las nuevas tecnologías, pero acto seguido señaló que “éstas no podrán sustituir nunca al profesional del medicamento”.

Finalizada la intervención anterior y antes de que se desarrollara la entrega de reconocimientos, Cristina Pérez Andrade realizó el juramento de ingreso en la corporación de los nuevos 121 farmacéuticos granadinos. En nombre de sus compañeros y del suyo propio comprometió con el colegio la tarea a desarrollar de todos y cada uno de ellos.

Homenajes

Más allá de los discursos y del interés suscitado por los intervinientes, el COFG y Hefagra como es tradición, llevó a cabo un amplio capítulo de distinciones con las que reconocía la labor desarrollada por muchos farmacéuticos en el presente año y su larga trayectoria a otro buen número de ellos. También se consideró su labor con la medalla de oro la Colegio de Veterinaros de Granada, así como a Higinio Almagro, anterior delegado de Salud de la Junta de Andalucía en Granada.

Las primeras insignias fueron a parar a una treintena de profesionales a los que se reconocía sus 35 años de trabajo ininterrumpido. Bidafarma, por su parte, hizo lo propio con otra veintena de asociados, quienes recibieron las suyas propias de oro y plata. Tanto en un caso como en otro, todos los distinguidos fueron llamados personalmente al estrado, donde los responsables del COFG, de Bidafarma, de la Junta de Andalucía a través del delegado territorial de Salud, Indalecio Sánchez-Montesinos, y del Ayuntamiento de Granada, representado por la concejal de Participación Ciudadana, Eva Martín, fueron repartiendo unas y otras.

También recogió una insignia del Colegio de Farmacéuticos de Granada, un trabajador del mismo, José Antonio Heras Lara, quien ha dedicado una trayectoria profesional de cuarenta años al mismo. Esta distinción fue respaldada por todos los asistentes con un largo aplauso que el homenajeado también agradeció.

Higinio Almagro, por su parte, fue galardonado por los farmacéuticos por haber tenido en él, durante su etapa de delegado territorial del Salud, “un colaborador excepcional en cuantas cuestiones le hemos presentado como colectivo a lo largo de los años”, en palabras de Manuel Fuentes. Almagro agradeció la distinción con un largo discurso en el que reiteró su empatía con los farmacéuticos y su compromiso futuro de apoyo a los mismos.

Salón Carmen Peña

El acto de los farmacéuticos granadinos se completó con la designación del salón de actos del COFG con el nombre de Carmen Peña, una persona fue secretaria del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, que accedió a la presidencia del mismo y posteriormente de la Federación Internacional Farmacéutica, siendo en ambos casos la primera mujer en ostentar sendos cargos. Un emocionado Manuel Fuestes recordó que esta persona es a la que se debe, entre otras cosas, uno de los principales hitos de la farmacia española de los últimos años: el de capitanear el giro y fijar lo que actualmente es uno de los pilares en los que se sustenta la farmacia y que no es otro que el desarrollo de los servicios profesionales asistenciales. “Podría decir que en su responsabilidad institucional se ha guiado como al frente de su oficina de farmacia, a la que ha vuelto tras dejar sus puestos de responsabilidad, con transparencia, ajustada a las actitudes que debemos transmitir hacia dentro y fuera de la profesión”, señaló finalmente Fuentes. La propia Carmen Peña y Manuel Fuentes fueron los encargados de descubrir la placa que lucirá en la puerta del recinto.

Como también es tradición, la jornada de celebración de la patrona de los farmacéuticos terminó con una comida de hermandad de todos los asistentes y de los responsables de la entidades convocantes. Sirvió, un año más, para que se hiciera patente la unidad del colectivo y para poner sobre la mesa el papel cada vez más decisivo de la actividad farmacéutica, que en el año que acaba ha tenido que hacer frente a no pocas cuestiones de interés ciudadano como las antes citadas y dar respuesta a problemas de calado, como el desabastecimiento de medicamentos antes mencionado.

Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *