Sierra Nevada Compost and Paper, en plena fase de expansión
La empresa levantará nuevas instalaciones en el parque de Escúzar destinadas al envasado industrial

Una empresa líder en su sector es Sierra Nevada Compost and Paper, que a pesar de ser una sociedad limitada compite de tú a tú con las mayores firmas del país que se dedican a dar soluciones para el envasado de producto alimentario. Esta compañía es uno de los principales importadores y distribuidores para todo tipo de productos destinados al citado envasado, pero también a la higiene y limpieza y la hostelería y restauración, con un surtido muy variado y amplio de productos. La empresa fue constituida en 1994 empezando su andadura en unas instalaciones de 700 metros cuadrados ubicadas en el Parque Tecnológico de Los Ogíjares. A pesar de diferentes ampliaciones, el espacio quedaba muy ajustado. Así, en el año 2007, comenzó con la construcción de las actuales instalaciones sobre una parcela de 20.000 metros cuadrados en el recinto del Parque Metropolitano, Industrial y Tecnológico. El traslado a estos nuevos espacios industriales se efectuó en septiembre de 2008. Pero como las necesidades no han parado de aumentar, entre los proyectos inmediatos que ejecutará la firma -dentro de la misma parcela- es la construcción de una nueva fábrica, que dará cobertura a las necesidades de envasado de las industrias. Esta factoría tendrá una superficie de 2.600 metros.

Otro hito que ha marcado el devenir de la compañía granadina tuvo lugar en 1997, cuando inauguró el Cash Sierra Nevada en Málaga. Es un Cash & Carry para todos los profesionales de la Costa del Sol, especializado en los desechables (vasos, platos y cubiertos), de plástico, aluminio y cartón, celulosa industrial y doméstica, bolsas de plástico y papel, bolsas de basura, film alimentario, de papel y aluminio, envases y embalaje de plástico, aluminio y papel y los artículos específicos para la higiene y limpieza. Todo esto para los sectores de la hostelería, industria y alimentación.

Sabiendo que quien paga es el cliente, Sierra Nevada Compost anda Paper se ha hecho fuerte a lo largo de los años que lleva en el mercado, en la gestión y coordinación con la atención al cliente, un servicio logístico y de almacén y una buena relación calidad-precio para que ningún comprador se quede sin atender y que todos puedan adquirir el producto al que están habituados a un precio competitivo.

En resumen, los sectores a los que atiende esta empresa son los de alimentación, con productos como el film alimentario, film de aluminio doméstico, papel alimentario, envases de corcho, tarrinas y loncheados de plástico, bandejas con y sin tapa, envases de cartón, envases de aluminio con y sin tapa, bandejas de pastelería y muchos otros; el de restauración, con vasos, platos y cubiertos de plástico y cartón, rollos de caja, papel manila y de mostrador, bolsas de asa y riñón, bolsas de block, bolsas de basura, bolsas de vacío, bolsas de papel, bolsas isotérmicas, bobinas de celulosa mecha e higiénico, servilletas varias, manteles, cajas de pizza, todo los necesario para el cátering, y un largo etcétera; y finalmente, la industria, con precintos, film de paletizar, aluminio industrial, palos, mopas y recogedores, toalletas, envases y embalajes varios de plástico, cartón y aluminio, bolsas de kilo, bolsas de rafia, bolsas transparentes, bolsas de mercado anónimo, bolsas de basura tamaño industrial, químicos varios, entre otros.

Fruto de todo el esfuerzo antes relatado es que ya en el ejercicio de 2019, la empresa alcanzó los 28 millones de euros de facturación, muy por encima de los 25 que había previsto. De esta cantidad, un millón procede de sus ventas en el extranjero, que pretenden potenciar también en ejercicios sucesivos. Por lo que la plantilla respecta, esta se sitúa en 50 trabajadores dada la alta tecnificación de la compañía.

Valoración

Fernando Lozano, director general de Sierra Nevada Compost and Paper, explica a GRANADA ECONÓMICA que la empresa se encuentra en plena expansión y su proyecto más emblemático es la construcción de la nueva factoría antes mencionada. Una expansión que también ha sido posible por “la decisión que tomamos en su día de venirnos a este recinto tecnológico, pues de haber seguido en Los Ogíjares no habríamos podido acometer los proyectos que hemos llevado a cabo”. En su opinión, el PMIT tiene pocos referentes similares en toda España. “Yo viajo mucho por motivos de mi trabajo y puedo decir que este parque tiene unas características punteras, que se verán no solo reforzadas sino multiplicadas exponencialmente si España consigue traer aquí el proyecto del acelerador de partículas”, afirma. De conseguirse tal objetivo, Lozano afirma que serán muchas las empresas de investigación y auxiliares que solicitarán su implantación en el parque, por lo que “la economía granadina y andaluza en general tendrían un espaldarazo definitivo”.

La otra cara de la moneda, en opinión del responsable empresarial, la representa el lamentable estado de la A-338. “Hay que decir alto y claro que el responsable directo es la Junta de Andalucía, que no incluye en presupuestos la mejora de esta vía y si lo hace el dinero no llega, se pierde”. concluye.

Pié de Foto: Panorámicas de las instalaciones actuales de Sierra Nevada, Papeles y Plásticos, las cuales serán ampliadas para la creación unas nuevas que serán destinadas para el envasado industrial.

Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *